martes, 29 de mayo de 2018

El hombre de tiza




Echando la vista atrás, todo comenzó el día del terrible accidente durante la feria, cuando Eddie, de doce años, conoció al Hombre de Tiza.
Fue el Hombre de Tiza quien le dio la idea de los dibujos: una manera de dejar mensajes secretos entre el grupo de amigos.
Fue divertido hasta que los dibujos condujeron al cuerpo sin vida de una niña.
Sucedió hace treinta años y Ed pensaba que todo había quedado olvidado.
Sin embargo, recibe una carta que contiene solo dos cosas: una tiza y el dibujo de un muñeco.
La historia se repite y Ed se da cuenta de que el juego en realidad nunca terminó...

Todos tenemos secretos. Todos somos culpables de algo. Y los niños no son siempre tan inocentes. 




Autor: C.J tudor
Páginas:  349
Precio: 17,95
Editorial: Plaza&Janes





Me atrevería a decir que es unos de los primeros libros que leo de thriller, si, como leéis. No diré el primero porque lo dudo mucho, pero si que no suelen estar este tipo de lecturas en mis estanterías, supongo que alguna mala experiencia anterior me hizo dejar a un lado esta temática.

Cuando recibí el boletín con la información de este libro, en seguida llamó mi atención y decidí leerlo. Yo recibí una edición anticipada que molaba mucho, ya que llegó con la portada en pizarra dónde se podía escribir en ella y una tiza. ¡Cómo mola!  La portada definitiva es de tapa dura. Mucho mejor, ya que la mía al finalizar la lectura ha quedado un poco perjudicada. ¡Vamos al lio!

En este libro conocemos a Eddie, un niño de 12 años y a su pandilla. Sus amigos y él tienen entre ellos una especie de códigos con tizas, pero un día encuentran unos extraños dibujos que deciden seguir, ellos los llevarán a descubrir el cadáver de una chica. Treinta años después Ed recibe una carta con un muñeco de palo dibujado y una tiza… 

Pinta bastante bien, ¿no? Y en efecto, me gustó mucho la historia. Está muy bien hilada y se lee muy rápido o al menos eso es lo que me ha pasado a mí. Se me ha hecho muy ameno y nada pesado, un poco lioso, pero no para mal, sino al contrario. Creo que Tudor lleva genial la trama y sus giros. Giros los cuales muchos de ellos no esperaba y me han sorprendido.

Sus capítulos se van alternando entre el pasado con unos protagonistas siendo niños en 1986 y con el presente en 2016 con Ed en la edad de 42 años. Eso es algo que me ha gustado también, lo ha sabido combinar a la perfección haciendo ambas décadas igual de interesantes.

Se aprecia una buena evolución tanto de la historia y sus acontecimientos como de sus personajes.

Por sacarle algún punto negativo es que tarda un poco en decirnos que estamos buscando o que es lo que pasa. Es muy introductorio y lento al principio. Pero vamos, esto solo ocurre cuando te das cuenta cuanto llevas leído no porque se haga aburrido o eterno, navegas tan bien por la historia que no hace impacientarte.

En definitiva, es un libro que me ha mantenido atenta y en vilo en cada párrafo, y ha hecho que vuelva a interesarme por los thrillers, es una lectura que recomiendo mucho.



Nota 4,5/5















1 comentario:

Diseño de Marie April para Cóctel de Sueños © Todos los derechos reservados