viernes, 13 de abril de 2018

Empezando Al final de la calle 118




¡Buenos días! Llevo un tiempo un tanto ausente en cuanto a lecturas y mucho más a libros juveniles. El otro día mirando por mis estanterías con ganas de una lectura diferente -últimamente sólo leía sobre la II Guerra Mundial- Me topé con "Al final de la calle 118" así que decidí empezarlo y volverme a reencontrar con la lectura. Y he de decir que llevo varias páginas y me está gustando bastante. Próximamente os traeré su reseña, ahora os dejo con sus primeras lineas a ver si os llama la atención también. 






1. La acera de la derecha. 


La calle que lleva al motel donde vivo es larga y ancha, y una acera no tiene nada que ver con la otra. Es como si una barrera invisible separara ambos lados. Por supuesto, siempre que quieras puedes cruzar al otro lado, pero eso no significa que la gente lo haga. Es como la valla que rodea un instituto: Aunque muchos querrían y podrían saltarla, eso no significa que la salten de verdad. Porque saben que su lugar está dentro.
Cuanto más camino de la derecha recorro, más grietas me encuentro. Y más suciedad. Y menos casas. En la otra acera, sin embargo, la fila de la derecha de chalets de color amarillo y naranja que sigue hasta más allá del motel, hasta alcanzar la carretera del norte. 




jueves, 11 de enero de 2018

Reseña Los niños de Irena



Irena Sendler, «el Ángel del gueto de Varsovia», fue una enfermera y trabajadora social polaca que, en la Segunda Guerra Mundial, salvó a más de dos mil quinientos niños judíos condenados a ser víctimas del Holocausto.
Esta es la historia de cómo lo consiguió, la historia de la joven y decidida mujer que fue de puerta en puerta, sacando a los pequeños de la ciudad amurallada y que tejió toda una red de personas de confianza para ocultarlos. Algunos de ellos narran en este libro su experiencia y agradecen a Irena que, a pesar de las terribles torturas a las que fue sometida, nunca revelara las identidades de los rescatados, que quedaron ocultas a buen recaudo en un lugar secreto hasta el final del conflicto.
El relato de Irena es una historia de resistencia y valor, pero también de un amor imposible y, por supuesto, de una época histórica tan terrible como real: la Segunda Guerra Mundial.


Autor: Tilar J. Mazzeo
Páginas: 349
Precio:
 18,90€
Editorial: Aguilar 

Encuadernación: Tapa blanda con solapas

Hoy vengo a traeros una reseña de un libro que nos sitúa en la Polonia ocupada de 1943 en plena Segunda Guerra Mundial. Entre sus páginas conoceremos a Irena Sendler, una joven nacida el 15 de febrero de 1910 en el Hospital Católico Espíritu Santo de Varsovia. En el seno de una familia católica. Su padre, Stanislaw Henryk era médico e investigador de enfermedades infecciosas. Vivian junto a su joven mujer y madre de esta, Janina. Gracias a la profesión y a la pasión con la que se dedicaba su padre a atender a personas enfermas, Irena adquirió los principios y los valores para ayudar al prójimo. Una vez tuvo la edad suficiente se formaría para ejercer de enfermera y trabajadora social. Y gracias a ello se convirtió en el Ángel del Gueto de Varsovia.
Este libro narra el gran valor y proeza de Irena en la ayuda de salvar a miles de niños del gran holocausto causado por los nazis, concretamente en el Gueto de Varsovia. 

Un día paseando por Casa del libro no pude evitar clavar mi mirada en esta portada, como sabéis soy una apasionada de los libros basados en la Segunda Guerra Mundial en todas sus vertientes. Ya leí un libro que creí similar llamado “Canción de cuna de Auschwitz” de Mario Escobar (libro que recomiendo) Y aunque éste también hable de los niños de aquella época, no tiene nada que ver. Así que decidí comprarlo.

Irena crea una red desde fuera de los muros del Gueto de Varsovia para salvar a millones de niños, gracias siempre a sus contactos y compañeros de batalla.

Es un libro que empieza a atraparte solo con su portada, en ella aparecen dos niñas de la época agarradas a una mujer adulta, es una fotografía que te evoca a aquellos años y a las escenas que vas a leer en su interior. Una vez sumergido en sus páginas te atrapará casi sin darte cuenta. Es una narración fluida y aunque puede parecer algo enredada con la multitud de nombres de los personajes que aparecen en él, poco a poco acabas enlazándolo todo y hace que sea muy fácil de entender y visualizar. En ningún momento se me ha hecho pesado y he llegado a empatizar y a emocionarme con las vivencias y la dureza de una realidad que por desgracia sucedió y se llevó tantas vidas. Irena fue una heroína dónde demostró tener la valentía, correr el riesgo con el peligro que ello conllevaba de una época dónde era muy sencillo morir y dónde sobrevivir era muchas veces una lotería. Con personas como ella en la historia del holocausto se demuestra que podría haber incluso en aquellas circunstancias amor, compasión, lucha y valor sin importar tu propia salvación, donde se olvidaba el egoísmo, un grupo de personas entregadas a la causa preferirían morir a desvelar el nombre de miles de niños y arruinar mas vidas por salvar la suya. Un libro que no te defraudara. Irena no actuó sola, pero sin ella no habría sido posible.

Un recorrido por la vida de nuestra protagonista de aquellos años de caos y pinceladas de su vida posterior nos trasladará a una época que siempre por desgracia deberíamos recordar. La buena labor de Irena Sendler siempre será recordada por aquellos niños cuyas vidas les dieron una segunda oportunidad al cruzarse con ella, el Ángel del Gueto de Varsovia. 



Nota: 5/5






sábado, 16 de septiembre de 2017

Empezamos... Oscuridad

¡Toc, toc! ¡Buenas! Estoy aquí después de muchísimo tiempo y es que después de un gran periodo de ausencia, vuelvo a tener mono de leer. En este tiempo sinceramente no tenía ganas ni tiempo para leer, salvo libros relacionados con la Segunda Guerra Mundial. Aun me siguen encantando y han formado a ser parte casi en exclusiva de mis lecturas, supongo que forma parte de la madurez lectora y personal pero el caso es que tengo tantos juveniles y de otra índole sin leer que he decidido y me apetece ponerme con ellos. Es el caso de Oscuridad de Elena P. Melodia. Este libro lleva años por mis estanterías y nunca me había puesto con él, pero ya va siendo hora! No recuerdo nada de él ni he leído reseñas recientemente, por lo que estoy totalmente abierta a que me sorprenda tanto para bien como para mal, no tengo ni idea de cómo será! Así que me dejo de tonterías y empezamos! Os dejo con unas lineas del mismo. Nos vemos en su reseña! 









Está oscuro. 
Camino, pero no me muevo. Las piernas me pesan como el plomo y en la cabeza siento el golpeteo de unos pasos inmóviles, que martillean sin cesar, mientras empiezo a sentir frío. Tiemblo, y no tengo modo de calentarme. También los brazos los tengo paralizados. Me duelen, con un dolor que nunca antes he sentido como si estuvieran a punto de separarse del cuerpo.
Intento gritar, pero no lo consigo. No me salen más que un hilo de voz ronca y desafinada, como el sonido de un instrumento de viento sumergido demasiado tiempo en el agua. 
¿Dónde estoy?




¿Qué os parece? ¿Lo habéis leído?



lunes, 3 de octubre de 2016

Citas del libro: Después de Auschwitz






"Sé que, después del rato que pasaremos juntos, habremos compartido el sentimiento de que a veces no encontramos nuestro sitio, de que la vida ha sido dura e ignoramos qué nos deparará el futuro. A menudo resulta que, después de todo, no somos tan diferentes."



"Todo lo bueno que hagáis continuará en la vida de la gente con la que hayáis coincidido. Marcará una diferencia en alguna persona, en algún lugar, en algún tiempo, y vuestros logros proseguirán. Todo está relacionado, como una cadena que no se puede romper."



"Recordemos que nos hallábamos ante un dilema difícil: esconderse o morir. Y aguanté porque cuando vives oculta te dices que no durará eternamente. La perspectiva de que sea para siempre sería insoportable, de modo que te escondes hasta mañana, y después, hasta la semana que viene, o incluso hasta el próximo mes. Esperas un día más porque crees que la libertad llegará, seguro, el día que sigue al de hoy."



"Pequeñas mejoras en las peores condiciones suelen deparar instantes de algo parecido a la felicidad, y el primer día que pasamos allí me encaminé hacia Canadá entusiasmada. Estábamos al aire libre y lejos del campo principal y de los miles de rostros demacrados que nos recordaban la realidad de nuestra situación."



"En aquel momento decidí no ser jamás una víctima, pasara lo que pasara. Nunca me permitiría tener esa mentalidad; era casi como aceptar el papel de inútiles totales que los nazis habían querido inculcarnos. Yo no era inútil. Yo era una superviviente."



"Literalmente me estremecí de emoción al descubrir que mis padres volvían a la vida entre mis manos. Una cree que siempre recordará con claridad a la gente que quiere; sin embargo, a medida que transcurre el tiempo, los recuerdos se reducen al recuerdo de los recuerdos."



"Siempre hay esperanza, incluso cuando la vida parece desolada. Hay que tener la voluntad y la fuerza para cambiar de vida, y conseguir lo que nos propongamos.



Después de Auschwitz 
Eva Schloss







jueves, 26 de mayo de 2016

Los límites de nuestro infinito




Agatha ha pasado más de la mitad de su vida entre rejas. Ahora, con más de sesenta años, decide escapar: ha llegado el momento de vivir la vida que le arrebataron. Milly, una joven estudiante universitaria en Filadelfia, lleva una vida sencilla y sin un rumbo claro, hasta que Agatha se cruza en su camino. Aparentemente nada las une, pero juntas realizarán un viaje de cinco días a través de Estados Unidos que marcará un antes y un después para las dos. Aunque veinte años las separan, compartirán aquellos sueños que nunca es tarde para cumplir y evocarán esos amores que no se apagan jamás. Al igual que Julia y su padre en Las cosas que no nos dijimos, Agatha y Milly se convierten en dos personajes inolvidables, entrañables y únicos, que demuestran que juntos somos mejores y que es posible ver el futuro con nuevos ojos.





Autor: Marc Levy
Páginas: 336
Precio:
 19,90€
Editorial: Planeta

Encuadernación: Tapa blanda con solapas







Milly es una joven con una vida bastante monótona, tranquila y ordenada.  Vive con su novio y mantiene una relación muy especial con su mejor amigo.

Por otro lado tenemos a la otra protagonista de la historia, y por la que gira principalmente la trama. Ella es Agatha, una mujer de más de sesenta años donde esconde un peculiar pasado. Acaba de escaparse de la cárcel después de mas de treinta años, y ahora en libertad, debe ajustar cuentas pendientes con el pasado que dejó antes de su reclutamiento.

Ambas se embarcaran en un viaje de cientos de kilómetros con un propósito qué solo conoce Agatha. Milly y ella tienen mucho más en común de lo que cree la joven. 

Me planté ante este libro sin saber realmente qué esperaba de él. No he leído nunca nada de Marc Levy pero sí sé que es un autor conocido y que ha escrito varias novelas como Las cosas que no nos dijimos o El pequeño ladrón de sombras entre otros y tenía ganas de leer algo de él.

Este libro me ha sorprendido, aunque no especialmente para bien. La trama ha sido una sorpresa, pero para mi gusto, demasiado repetitivo. Me esperaba algo ñoño, empalague de amor y no ha sido así. Por esa parte está bien, porque no es lo de siempre y lo que esperas, y se agradece.


El viaje en sí al principio no estaba mal, pero después todo seguía un mismo patrón y llegó a hacerse pesado. No empaticé demasiado con los personajes y menos con los nuevos que iban apareciendo. Había capítulos cortos y otros excesivamente largos para mi gusto. Tenía ganas de saber dónde iban y para qué, y tanto rodeo llegó a impacientarme para después ser un final tan rápido. 

El libro podría haberse escrito con la mitad de páginas y el resultado habría sido el mismo… me faltó saber más, ya que andas algo perdido al principio y se va desvelando poco a poco, aunque eso tiene su lado bueno y su lado malo. 

En contraposición y lo bueno que saco del libro es que es una lectura ágil y amena dentro de lo que he comentado anteriormente. No está mal para leer entre esos libros mas densos, para darte un respiro.

Nota: 3/5




Diseño de Marie April para Cóctel de Sueños © Todos los derechos reservados